- Empresa Nacional Portuaria

Buscar
.
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Otros
 

Esta pequeña población, ubicada a orillas del mar ha jugado un importante papel en la historia de Honduras, tanto en la época colonial como republicana. Durante la colonia, fue el puerto más importante en la costa atlántica de Centro América, motivo por el cual fue atacada un sin número de veces por los piratas y corsarios que buscaban adueñarse de las riquezas que desde las colonias se enviaba a España. Esto motivo a los conquistadores a construir una fortaleza que les permitiera defender tanto al puerto, con los navíos ahí anclados y a la población. Fue así como se construyó la Fortaleza de San Fernando de Omoa, única en Centro América.

Irónicamente, esta fortaleza nunca cumplió con su propósito, ya que para cuando fue terminada, los ataques piratas eran cosa del pasado. Además, la independencia de Honduras, en 1821 hizo que la fortaleza pasara a manos del gobierno local. Durante muchos años, la fortaleza fungió como presidio, y más tarde fue totalmente abandonada. Hoy en día, el Instituto Hondureño de Antropología e Historia la ha rescatado, y es mudo testimonio del pasado colonial de Honduras. La fortaleza está abierta al público de lunes a viernes desde las 8:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. y de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. los sábados y domingos. Existe una pequeña cuota de admisión, que incluye además de la entrada a la fortaleza, una visita al museo ahí instalado. Los verdes jardines, los gruesos muros y húmedas habitaciones le harán remontarse hasta una época ya pasada, en la que los piratas eran los amos y señores de los mares del Caribe.

El entorno natural de la Bahía de Omoa es extraordinario y a la vez exuberante. La inmensa cordillera del Merendón ubicada atrás de la bahía le da una frescura y belleza singular. Las playas de blanca arena y el mar tranquilo hacen de la zona un lugar idóneo para gozar del mar y de deportes acuáticos. Hay varios restaurantes en la población de Omoa. Destacan El Botín del Suizo, propiedad de un suizo que quedó atrapado por la belleza de Omoa, Donde Pancha, un restaurante típico famoso en todo Honduras por el delicioso postre de coco que ahí sirven, el nuevo restaurante y hotel Flamingo, con una amplia terraza frente al mar caribe, así como un sin número de otras alternativas, que se adaptan a cualquier presupuesto. El restaurante Flamingo ofrece una variedad de platillos con especialidad de mariscos así como platillos típicos hondureños. Un nuevo restaurante en la zona, Los Cayuquitos, se ha convertido muy popular con los turistas que visitan Omoa. Además, el famoso restaurante Rió Coto, ubicado a unos cuantos kilómetros hacía el occidente de Omoa ha abierto una sucursal en Omoa, a unos pasos del muelle. Aquн, puede disfrutar de una excelente comida y buen servicio, todo en un ambiente higiénico, y con servicio de bar nacional e internacional. El restaurante Macarela, ubicado hacía el oriente en la Bahía de Omoa ofrece buena comida y está abierto de martes a domingo a partir de las 9:00 a.m. y hasta las 7:00 p.m. Finalmente, El Paraíso de Stanley es un lugar que se ha convertido en un sitio muy popular, aquí podrá disfrutar de una cerveza o trago y a intercambiar información con otros viajeros.

Existen varios hotelitos y hospedajes en Omoa. El más nuevo y moderno es el Hotel Flamingo, ubicado en la Playa a un costado del muelle municipal. Sus cómodas habitaciones ofrecen vista a la bahía. Además el hotel Bahía de Omoa, propiedad de unos europeos retirados que han hecho de Omoa su nuevo hogar ofrece instalaciones cómodas y a un paso del mar. Aquí podrá usted alquilar un velero tipo catamarán para realizar viajes a los Cayos Zapotillos, así como al Parque Nacional Punta Sal, a los Cayos Cochinos o a las Islas de la Bahía. Otras alternativas para hospedaje más económicas en Omoa son Roly’s & Berny’s Place, El Hotel Géminis y Donde Pancha. Para servicio de correo electrónico e Internet visite a Roli’s & Bernies Place, en donde ofrecen este servicio.



Continuando hacia el occidente, la Cordillera del Merendón se hace cada vez más impresionante. De hecho, la frontera norte del Parque Nacional El Cusuco está en esta zona. Con picos que llegan hasta los 2000 metros sobre el nivel del mar, la biodiversidad de esta zona es de gran riqueza, que existen diversos hábitat, tales como playas, manglares, bosque tropical lluvioso e incluso, bosque nublado en las zonas mas elevadas.
A orillas del Río Coto, sobre la carretera que continúa hacia el occidente (rumbo a Guatemala) está el balneario y restaurante Río Coto. Este sitio es muy popular y ofrece buena comida, instalaciones hoteleras y una amplia playa donde disfrutar del mar. Adicionalmente, por estar junto al río, se puede nadar tanto en el agua dulce del Río Coto como en el Mar Caribe.

Continuando hacia occidente, Un poco antes de Tegucigalpita, casi frente a la comunidad Garífuna de Masca, se encuentra el desarrollo turístico de Eco Rancho. Aquí, usted puede adentrarse a la montaña con varias opciones que van desde pasar la noche en la lujosa finca, hasta hacer un viaje en mula y acampar en campamentos cómodos y seguros inmersos en el bosque y al lado de ríos de agua cristalina. Las vistas, la cantidad de aves y la exuberante vegetación de la zona serán su mayor recompensa durante su aventura en Eco Rancho, que le dejarán un recuerdo grato de su experiencia en esta zona de Honduras.


Masca, un pueblo costero interesante con raíces Garífuna también ofrece una alternativa diferente para el veraneante. Recientemente abrió sus puertas el nuevo Hotel Villa del Mar, con habitaciones completas con agua caliente, aire acondicionado, y servicio de restaurante y bar, todo a unos pasos de la playa. Si pasa la noche en Masca, no deje de ir a la disco local, ubicada casi frente al parque de Masca, se encuentra abierta los fines de semana y días feriados, así mismo podrá compartir el ambiente tropical de la comunidad.


En las cercanías de esta comunidad podrá hacer dos paseos distintos: hay una pequeña cascada ubicada a corta distancia de la población. Para llegar a ella, tome la carretera que conduce a occidente y al pasar una quebrada, continúe el curso de esté hacía la montaña. A menos de 1 kilómetro encontrará una pequeña cascada con refrescante agua. Así mismo se encuentra una cueva la cual puede ser visitada con la ayuda de un guía. Recientemente se abrió el nuevo paso fronterizo en Corinto, ubicado a unos 26 Km. Existe un bus con servicio directo desde Arizona (en Guatemala hasta Puerto Cortés), así como servicio regular en pick-up desde Arizona hasta Corinto. En Corinto, busque la Pulpería Arnold, en donde el propietario, el Sr. Marcelino Cruz ,le ayudará con cualquier información que necesite. Incluso, tiene servicio de cambio de dólares, quetzales y lempiras. Cuenta con habitaciones de hospedaje recién construidas, en donde el viajero que haya llegado tarde y ya no alcance servicio de bus hacia Puerto Cortés, pueda pernoctar en forma cómoda y segura. El servicio de buses desde Corinto hacia Puerto Cortés opera con el siguiente horario: 6, 7 y 10:00 a.m. y por la tarde a las 2 y 3:30 p.m., por lo que aquellos que vengan desde Guatemala deben procurar llegar a Corinto con anticipación, si tienen la intención de continuar su viaje. Finalmente no hay que olvidar que el servicio de la aduana cierra a las 5:00 p.m. y abre a partir de las 7:00 a.m.

Aunque el camino desde Tegucigalpita hasta Corinto es de tierra, y se tienen que atravesar varios ríos pequeños, el paso es posible aún en autos turismo, siempre tomando precaución durante la época de lluvias para cruzar los ríos. El cruce fronterizo entre ambos países esta totalmente oficializado, con servicio de aduana y migración en ambos países funcionando regularmente. En el lado de Honduras, estos servicios se prestan en Corinto, y del lado de Guatemala se prestan en Arizona. El servicio casi regular de lancha que operaba los martes y viernes ,desde el muelle de Omoa hasta Livingston ,en Guatemala se ha vuelto poco confiable. Se espera que éste se vea totalmente cancelado debido a las facilidades que ya existen para cruzar por la vía terrestre, que es más sencillo y seguro.

Si desea viajar hacia Tela, El Ferrocarril Nacional de Honduras le ofrece una alternativa para no tener que viajar hasta San Pedro Sula. Todos los viernes y domingos hay salidas desde la estación del ferrocarril en Puerto Cortes hacia Tela. El trayecto dura 4 horas y tiene un valor de Lps. 12.00 por persona. El retorno de Tela hacia Puerto Cortés opera los mismos días con salida a la 1:00 de la tarde. A la fecha de impresión de esta edición, no pudimos constatar si este servicio aún está operando o no, por lo que recomendamos indagar directamente en Tela o Puerto Cortes.


 
 
 
 
 
.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal